Implantes de relleno


Este, es uno de los tratamientos estéticos más demandados en la actualidad principalmente para dar volumen en la zona facial sin cirugía.

A partir de los 20 años la piel comienza a envejecer. Las primeras arrugas empiezan a aparecer alrededor de los ojos y de la boca. A medida que va pasando el tiempo, estas arrugas empiezan a hacerse más profundas y se van transformando en surcos visibles. Lo que ocurre es que, al envejecer, el contenido de ácido hialurónico (componente natural que mantiene la piel hidratada y elástica) de nuestra piel va disminuyendo.

Es por ello que el principal implante de relleno utilizado es el ácido hialurónico, ya que es un tratamiento altamente eficaz para corregir arrugas finas, medias y profundas de diversas zonas del rostro: entrecejo, patas de gallo, arrugas de la boca, surcos nasogenianos o rictus, arrugas de la frente y de las mejillas, perfilado de labios, aumento de labios o realce de pómulos.



Beneficios

  • Resultado visibles de forma inmediata
  • Aspecto natural, dejando la piel suave, sin diferencia respecto a la zona no tratada
  • Efecto cosmético de larga duración
  • Eficacia y tolerabilidad clínicamente probadas
  • Seguridad demostrada

¿En qué consiste el tratamiento?

Tiempo de Tratamiento: 1 hora
Número de Sesiones: 1 (revisión a los 15 días)
Precisa Anestesia: Si (local)
Apreciación de Resultados: Inmediato. Mejora con el paso de los días.
Duración de efectos: 8-10 meses